Un pequeño homenaje a María de Villota

“Desde pequeña perseguí un sueño, ser piloto de F1″

María de Villota ha sido una mujer que ha roto los esquemas. Durante su carrera profesional ha conseguido logros muy importantes como el de ser la única mujer subcampeona de España en Fórmula Toyota 2001, o el de ser la primera mujer en lograr la pole en el campeonato de Ferrari, en el circuito de Murgello, en 2005. Desde entonces ha competido en varias categorías de monoplazas, como la Fórmula 3 española, las 24 Horas de Daytona, las Euroseries 3000 y la Superleague Fórmula.

María de Villota Comba nació en Madrid, en 1980, hija del piloto español Emilio de Villota, que participó en pruebas de Fórmula1 en los años 80.

1341309413_184587_1341309716_noticia_normal

María de Villota en una de sus competiciones

María empezó su carrera automovilística en 1996, con 16 años. La primera competición que disputó fue en el Karting, en la que obtuvo su primera victoria. En el año 2000 debutó en la categoría de monoplazas en la Fórmula Castrol, gracias a Movistar. Después de pasar dos años en esa categoría se fue a competir al Campeonato de España de Fórmula3, de la mano de su padre.

No consiguió buenos resultados en el Fórmula 3, pero sí lo hizo en los 1000 km Hyundai del Jarama, donde competía con otros tres compañeros de equipo. La piloto decidió entonces centrarse en los Turismos, compitiendo en la Ferrari Challenge y el Maserati Trofeo, entre otras competiciones. Volvió a los monoplazas en 2008, en la Euroseries3000 y representó al Atlético de Madrid hasta el 2011 en la Superleague Fórmula.

En 2011, María de Villota firmó con Renault F1 Team y en 2012 fue probadora del equipo ruso Marussia, convirtiéndose en la primera española piloto de Fórmula1.

MARA-D~1

María de Villota con su equipo el Marussia

El 3 de julio de 2012 sufrió un grave accidente mientras realizaba unas pruebas de aerodinámica para su equipo, en Duxford. María colisionó contra un tráiler que estaba aparcado a pie de pista y que tenía la rampa a media altura. Su vida corrió grave peligro, pero tras una rápida intervención de servicios de urgencia y varias intervenciones quirúrgicas su estado fue mejorando. Como consecuencia del porrazo, María perdió su ojo derecho, por lo que le fue imposible volver a participar en la alta competición.

Desde que salió del hospital, María ha colaborado con La Fundación Ana Carolina Díez Mahou, siendo su madrina con el objetivo de mejorar la vida de los niños con enfermedades neuromusculares mitocondriales.

Durante su recuperación recibió el premio Piloto del año de Car and Driver y Premio Mujer Cosmopolitan, muestras de apoyo que le ayudaron a seguir luchando.

En octubre de 2012 reapareció públicamente tras el accidente concediendo su primera entrevista para la revista  ¡Hola!. El día siguiente de la publicación, la piloto dio una rueda de prensa para explicar el proceso de recuperación y para agradecer públicamente las muestras de cariño que había recibido.

maria-villota7-z

María de Villota tras el accidente

María era licenciada en Ciencias de la Actividad Física y Deporte y responsable de la Escuela de Pilotos Emilio de Villota, centrado en la formación de jóvenes talentos. También era representante y embajadora del día de la Mujer de la Comunidad de Madrid y embajadora contra la Violencia de Género y fue galardonada con el Premio Honorífico de la Universidad Europea de Madrid.

Desde marzo de 2013, María era encargada de la Categoría de Monoplazas de la Comisión de Pilotos de la FIA, junto a Niguel Mansell, Sebastian Loeb y su presidente, Emerson Fitipaldi.

El 28 de julio de 2013 se casó con su novio, Rodrigo García Millán en Santander.

En el mundial de Fórmula 1 de esta temporada, María de Villota era consejera de seguridad en la sección de Safety Car de Antena 3 junto con Antonio Lobato.

María nos dejaba el pasado 11 de octubre de 2013. Falleció de forma natural, por las secuelas del accidente que sufrió en 2012. La piloto tenía previsto presentar el lunes 14 de octubre su libro La vida es un regalo, un testimonio  muy optimista y motivador lleno de esperanza.

María fue una mujer que consiguió hacerse un hueco en un mundo prácticamente dominado por hombres. No lo tuvo fácil, pero su persistencia y tesón le ayudaron a conseguir una meta tras otra. Tras el accidente, María supo sobreponerse a la situación siempre con optimismo y con una gran sonrisa con la que será recordada.

Un pensamiento en “Un pequeño homenaje a María de Villota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s